Volkswagen, productor de… ¿currywurst?

Así es amigos, el fabricante de automóviles, no solo se dedica a construir coches. Resulta que también vende salchichas (“currywurst” y ketchup, bajo el nombre de Volkswagen, claro está.

¿Qué es exactamente el “currywurst”?

Currywurst

El currywurst consiste en una salchicha normal y corriente acompañada de ketchup picante y cubierta de polvo de curry. Esta especialiadad alemana ha sido uno de los aperitivos favoritos de los alemanes durante décadas. Se venden en restaurantes de comida rápida, estaciones y en la sede central de Volkswagen en Wolfsburgo.

La participación de Volkswagen

Pero no acababa ahí la cosa, Volkswagen quiso comerciar su propia cadena de salchichas, y para ello Francesco Lo Presti ha trabajado durante más de 15 años perfeccionando su receta de currywurst. Cada día, 30 empleados participan en la producción de la nada despreciable suma de 30.000 salchichas. Como un currywurst sin ketchup no es un verdadero currywurst, VW se sacó de la manga su propio ketchup, eso sí, un poco más viscoso que el ketchup convencional para combinar mejor con las salchichas, no muy recomendable para ningún otro uso culinario. Lleva comercializándose desde 1997, acompañando a las salchichas.

Las currywurst de Volkswagen son ya parte de la marca: en 2015 se vendieron más de 7.200.000 de salchichas (¡7,2 millones!), el doble que en 2008. De hecho, VW (Volkswagen) vendió más salchichas que coches (que no llegaban a 6 millones las unidades vendidas) . Sobre el ketchup, se alcanzó una producción de 608.000 kg en 2015.

¿Y dónde dices que se compran?

Las salchichas y el ketchup se ofrecen a clientes habituales por parte de VW, se pueden adquirir en eventos publicitarios de la marca y hasta se han comercializado en una de las cadenas de supermercados de Alemania: Edeka. Desgraciadamente no han llegado a España (ni a ningún otro país…)

Salchichas y ketchup en un supermercado alemán

Así que si algún día visitáis Alemania, ya sabéis qué comprar de recuerdo. ¡Con más razón si conducís un Golf!

¡Qué Curioso!


Fuentes