El bolsillo secreto de las nutrias marinas

Uno de los animales más graciosos y adorables son sin duda las nutrias marinas. No es nada raro navegar por internet y encontrarnos más de una foto de estos animales haciendo poses curiosas, o incluso saludándonos. Lo cierto es que estos animales bigotudos tan simpáticos guardan un secreto muy bien guardado. ¿Dónde? En su cuerpo.

El secreto de las nutrias marinas

Este animal habita en las zonas costeras poco profundas del Pacífico Norte (Japón, Alaska, Aleutianas, Rusia, y la parte occidental de Estados Unidos (de Washington a Baja California)). Viven rodeados de algas para evitar ser desplazados por las corrientes y son un animal clave para la protección de las plantas marinas. Además, son los mamíferos más peludos: pueden llegar a tener 6.500.000 (¡más de 6 millones!) de pelos por centímetro cuadrado. La razón por la que tienen tanto pelo es porque su piel tiene muy poca grasa para protegerse del frío, y para calentarse necesita aislarse con su abundante pelaje.

El secreto de las nutrias marinas

Siendo en un principio un animal muy común, con cerca de un millón de ejemplares, en un momento (principios del siglo XX) la especie llegó a estar en peligro de extinción, debido a que sus pieles eran muy cotizadas (por la densidad de pelos de su piel) llegando a los 1.000 ejemplares. Por suerte, ya no está amenazada y se estima que ya hay más de 100.000 nutrias marinas en todo el mundo.

La nutria marina quizá sea el (segundo) mamífero marítimo más pequeño, pero también es el más astuto e inteligente. Se ha descubierto que las nutrias marinas son capaces de usar “herramientas”, teniendo en cuenta que sus herramientas son las piedras. Son capaces de usar las piedras para romper conchas y cazar, gracias a que tienen la suficiente destreza manual para manipular herramientas. Son, además, de los pocos animales que son capaces de usar utensilios.

Las nutrias marinas tienen un bolsillo secreto bajo los brazos. Los usan para guardar la comida y su roca favorita, que llevan a todas partes y la usan como herramienta.

Su secreto mejor guardado es el hecho de que tienen un bolsillo “secreto” bajo sus brazos, donde depositan su piedra favorita cuando no la usan. Es cierto, las nutrias marinas tienen una roca favorita que guardan y llevan siempre consigo. Además, el bolsillo también se utiliza para almacenar comida: cuando las nutrias marinas cazan, se sumergen en el mar y para aprovechar al máximo el tiempo y esfuerzo dedicados, llenan sus bolsillos de comida para regresar a la superficie con la mayor cantidad de comida posible.

El secreto de las nutrias marinas
Nutria marina usando una piedra para romper una concha.

Las nutrias utilizan la roca a modo de martillo, para abrir las conchas, y lo hacen a una velocidad sorprendente: pueden golpear con la roca hasta 3 veces por segundo. Aunque este dato, siendo humanos, no nos sorprenda demasiado. Según investigaciones, el hecho de que utilicen rocas es algo que las nutrias aprenden por sí mismas, lo que denota una cierta inteligencia, creatividad y habilidad para la improvisación.

Estos animales poseen unas garras muy afiladas para despedazar a sus presas y también para aprovechar al máximo la comida. Cuando cazan moluscos, necesitan usar sus garras para sacar toda la “carne” que hay en la concha. Otro ejemplo es cuando comen erizos marinos, con sus garras son capaces de abrirlos para sacar sus entrañas.

¡Qué Curioso!


Fuentes