Los árboles con correo electrónico de Melbourne

Hoy en día usamos el correo electrónico para todo: cualquier página nos obliga a registrarnos con él. También enviamos mensajes a nuestros conocidos y lo ojeamos varias veces al día para ver las notificaciones pendientes. Siendo tan útil y necesario, prácticamente todos tenemos una cuenta de correo electrónico, pero alguien se dio cuenta de que eso no es cierto: ¡los árboles no tenían! Es el caso de los árboles con correo electrónico de Melbourne.

Árboles con correo electrónico en Melbourne
Skyline de Melbourne

En Melbourne hay ya cerca de 80.000 árboles con un correo eléctronico asignado, pero, ¿por qué razón iba alguien a hacer correos electrónicos para unos árboles?

Toda esta idea surgió como parte del plan de mantenimiento de los árboles de la ciudad de Melbourne (Australia). El caso es que cada año quedaban menos árboles en la ciudad debido a una larga sequía, y la idea era que los ciudadanos pudiesen mandar un mensaje al correo electrónico del árbol del que quisiesen poner una “queja“. Por “queja” me refiero a que los ciudadanos podrían informar a las autoridades de que cierto árbol estaba en muy mal estado, o que había sido dañado, o que las ramas podían caerse, ¡o que quizá alguien le estuviese pintando un grafiti!

La iniciativa parecía prometedora. Así los ciudadanos se implicarían más y sería mucho más sencillo proteger a los árboles, ¿verdad? Eso parecía, pero el plan dio lugar a algo completamente inesperado: los ciudadanos se implicaban demasiado. Sí, demasiado. ¡Los ciudadanos empezaron a mandar “cartas amorosas” y a hablar con los árboles!

No en el mismo sentido (no sé hasta que punto puede alguien enamorarse de un árbol), pero sí que querían expresar su afecto a aquellos compañeros que no podían moverse, pero que no por ello dejaban de ser sus compañeros. Traduciré un par de “cartas” dirigidas a los árboles con correo electrónico para que veáis que la cosa iba en serio:

Myrtle la Llorona, ID 1494392 (nº identificador)

Hola Myrtle la Llorona,

Estoy sentado cerca tuya y me he dado cuenta ojeando el mapa urbano de árboles de que no tienes muchos amigos cerca. Es triste, así que quiero que sepas que pienso en ti.

También quiero agradecerte el trabajo que haces suministrándonos oxígeno para que respiremos en esta ciudad tan agitada.

Atentamente,

N.

 

En Melbourne (Australia) cada árbol tiene un correo electrónico para denunciar posibles problemas como ramas rotas. ¡Les puedes mandar mensajes y a veces hasta puede que te respondan!

Algo realmente curioso es que algunas de las personas que enviaron un mensaje acabaron recibiendo una respuesta, como este muchacho.

 

Cedro Rojo Occidental, ID 1058295 (nº identificador)

Hola Árbol,

¿Te preocupa que la crisis financiera griega te afecte? ¿Merece Grecia quedarse en la Unión Europea?

Saludos,

Troy

 

Hola Troy,

Recuerdo que los griegos te arrasaron hace un tiempo, ¿sigues enfadado con ellos?

Grecia no está fuera de peligro todavía, pero puede que se quede fuera de la UE (Unión Europea). Algunos dicen que deberían dejar que se devalúe su moneda para sanear su economía, pero la UE no les permitirá hacer eso. Otros dicen que la situación actual es culpa de la política de austeridad. Dicen que la austeridad fue un desastre para Rusia después de la disolución de la Unión Soviética y para la recuperación de Asia tras la crisis financiera de 2008…

La verdad no lo sé, pero solo soy un árbol.

Saludos,

Cedro Rojo Occidental

 

Otros mensajes dan los buenos días al árbol que más aprecio se tenga, pero lo importante es que el mensaje ha calado en la sociedad. Y puede que algún día nuestra ciudad tome una iniciativa parecida, y nos encontremos árboles con correo electrónico. Cada año que pasa se plantan 3.000 árboles más en Melbourne, así que todo va según lo planeado. ¡O no!

¡Qué Curioso!


Fuentes